Archivos por categoría: Cubito y radio

Fracturas de cubito y radio

23 dic

Fracturas de cubito y radio

Concepto.

Tipos de fractura.

Pruebas diagnósticas.

Formas de tratamiento.

Recomendaciones.

Concepto.

La fractura diafisaria de cubito y / o de radio es aquella que afecta a uno o los dos huesos en la zona en la que forman el antebrazo. La fractura que solo afecta cúbito, se llama fractura del bastonazo, y se suele producir al recibir un golpe con un objeto contundente, en un intento por proteger la cara o el cuerpo con el antebrazo. De todas formas, la forma más frecuente de producirse este tipo de fracturas, es de forma indirecta, esto es en una caída en la que te apoyas sobre la muñeca o sobre la mano. En ocasiones, además de la fractura existe la luxación de uno de los dos huesos a nivel de la muñeca o a nivel del codo, siendo este tipo de lesiones más graves.

Tipos de fractura.

1. Fractura aislada del cúbito. Fractura del bastonazo.

2. Fractura aislada del radio.

3. Fractura de cubito y de radio.

4. Fractura del radio con luxación a nivel de la muñeca.

5. Fractura del cúbito con luxación el nivel del codo.

Pruebas diagnósticas.

Las fracturas de cubito o de radio son fácilmente diagnosticables mediante radiografías simples. En caso de que haya dudas de que además de la fractura existe una luxación en el codo o en la muñeca, puede ser necesario que te hagan un escáner para descartar que tengas esta lesión.

Formas de tratamiento.

La fractura aislada del cúbito, o del bastonazo, es la única de este tipo de fracturas que suele tratarse de forma conservadora si no está desplazada. Te colocarán un yeso, o en ocasiones una férula, desde la raíz de los dedos hasta el hombro. De esta forma tendrás inmovilizada la muñeca y el codo para evitar que la fractura se mueva. El yeso lo tendrás colocado aproximadamente ocho semanas, hasta que en las radiografías que te hagan de control se vea que la fractura esta correctamente curada. En caso de que inicialmente la fractura este muy desplazada, que propondrán tratamiento quirúrgico. La forma más habitual de operar este tipo de fracturas es mediante la colocación de una placa atornillada algunos, aunque también existen clavos que se introducen por dentro del hueso. La herida que se necesita para colocar una placa es más grande que para colocar un clavo, pero al colocar una placa se ve directamente la fractura, y ésta se puede reducir perfectamente para asegurar que no existan angulaciones o desplazamientos, que con un clavo es más difícil de realizar.

Las fracturas del radio, o del cúbito y del radio juntos, se tratan en la gran mayoría de los casos mediante cirugía. La forma más aceptada de tratamiento es mediante la colocación de dos placas, una en el cubito y otra en el radio, que van atornilladas al hueso. Así se asegura una correcta curación sin deformidades. Esto se hace mediante dos incisiones en el antebrazo, una para el cúbito, que se hace directamente sobre este hueso, y otra para el radio que se puede hacer o bien por la parte anterior o bien por la parte posterior del antebrazo.

Las fracturas que se asocian a luxación, también te las deben tratar mediante cirugía. Lo primero que te harán es tratarte la fractura con la colocación de una placa. En ocasiones, esto es suficiente para que se resuelva la luxación, pero si no es así hay que colocar agujas en la muñeca, o abrir el codo para resolver la luxación directamente.

Recomendaciones.

Si has tenido una fractura de cubito aislada, y te han colocado un yeso, el tiempo habitual de inmovilización es de ocho semanas. Después de retirar el yeso puedes necesitar rehabilitación en caso de que tengas limitada la movilidad de la muñeca o del codo. No debes pasar a hacer una vida normal inmediatamente, debes evitar cargar peso excesivo por lo menos un mes más. Lo que sí debes hacer es mover activamente la muñeca y el codo para mejorar su movilidad.

Si en tu caso te han operado, ya sea por la fractura aislada del cúbito o junto con el radio, puede ser que te hayan colocado una venda o un yeso que lo normal es que se retire al cabo de una semana o 10 días. A partir de este momento puedes mover la muñeca y el codo activamente, pero evitando cargar peso. Es habitual, que te deriven a rehabilitación para que te enseñen los ejercicios que debes realizar.

Una pregunta que se hace mucha gente a la que se ha operado y se le ha colocado una placa, es si se va a quedar para siempre o se podrá retirar. Actualmente no se recomienda la retirada de la placa salvo que esta sea molesta. En los casos en los que esto sea así se debe esperar por lo menos 2 años desde la cirugía. Recuerda que si tienes que quitarte la placa se te va someter a una nueva cirugía, se va a abrir nuevamente la piel, por lo cual existe riesgo de infección. Además se han dado casos de fracturas por el sitio donde ya se había tenido previamente roto el hueso, en pacientes a los que se les ha retirado la placa. Por tanto nuestra recomendación es que salvo que tengas una verdadera molestia te olvides de que tienes una placa colocada.

Traumatólogo en Casa - Copyright 2010
Designed by LoopTech
Cerrar

Este mensaje desaparecera en 5 segundos...